Magaturte

Magaturte

domingo, 10 de agosto de 2014

Los misterios del Doch

Desde que llegué a Alemania no he parado de escuchar a la gente hablar y he de admitir que mi nivel de comprensión ha aumentado algo. He entendido y utilizado muchas palabras, varias de ellas de uso casi diario por exigencias del guión /Ja klar/ /Naturlich/ /Keine sorge/... En fin, una pequeña lista. Pero algunas coletillas alemanas que aparecen siempre, se siguen escapando a mi control y comprensión.

A diario escucho la palabra doch pero... ¿Qué significa realmente?

Analizando un poco las situaciones donde se usa me percato de que doch se usa en su mayoría para negativas... pero no para negar algo. Se utiliza para contrarrestar una afirmación negativa, rollo...

- Ayer te llamé a casa y no estabas
- Claro que estaba (ese claro sería el famoso doch)

Por ahora es sencillo y lo entiendo, aunque no lo sepa usar muy bien. Pero la historia no acaba aquí, se usa para infinidad de cosas más... Se usa para decir sí, pero, pues, sin embargo... y también para dar énfasis a una expresión, vamos un lío. Seguiré investigando en el doch o esperaré al NB2 para resolver las dudas.


Como el doch existen millones de palabras con esas características, cambiantes, cada una con significados de su padre y de su madre dependiendo de si son adverbios, sustantivos, adjetivos...

Por eso es interesante el alemán, si metes la pata y con palabras así siempre podrás decir que no querías decir eso.

lunes, 4 de agosto de 2014

De cómo una cadena trófica cobró vida "zu Hause"

En Alemania me he encontrado con muchos animales, desde ranas pequeñas, ranas grandes, caracoles gigantes, topos de narices estrelladas (sí, pensé que solo existían en las películas y en las diapositivas de Asunción), ciervos, babosas, mosquito regular, mosquito + piedra fuego y mosquito legendario, arañas, cuervos, vacas, cabras, lobos marinos, cangrejos... muchos, sin duda.

Pero todos esos animales por separado no tienen tanta gracia, solo son para mirar y aplaudir... ¿Qué pasaría si juntásemos a un mosquito regular, un mosquito legendario y una araña (de esas de patas largas) en casa, sobre tu cabeza? Intentaré relatar la historia lo más fiel a la realidad.

Entró el mosquito regular tan feliz por la ventana con un ruido ensordecedor y con intenciones poco amistosas para mi, de sobra es sabido que los mosquitos son hematófagos y ella no era vegetariana... ella quería mi sangre (y digo ella porque ellos no hacen absolutamente nada de ruido). Paró sobre la mesa pero yo no era su máxima preocupación, un mosquito legendario entró furioso por la ventana. No sé su género pero sí su número... UNO, voló sobre el mosquito pequeño y lo volatilizó , se la comió, desapareció... el mosquito legendario se había cargado a un mosquito más pequeño de una forma bastante espectacular.

Cuando este había terminado comenzó a volar por la habitación... he de decir que intenté sacarlo por la ventana, pero el destino deparaba algo más mortífero... Mientras sucedía todo aquel festín, una araña silenciosa era espectadora de su futura cena... Dios, ojalá tuviera un vídeo... el mosquito legendario alzó el vuelo y cuando rozó el techo buscando una salida... ¿Qué pensáis que pasó? Lo evidente... La araña enganchó al mosquito legendario y lo rodeó con sus patas y juntos cayeron contra el sofá (en este caso estaba debajo). Dios... le clavó su mortífera pata y se la dejó clavada, es decir, la araña salió por patas (jeje) y se dejó una clavada en el mosquito. ¿Qué pasó más tarde? El mosquito desapareció y la araña también... a fecha de hoy no sé donde se encuentran. Seguiré buscando.

De cómo volví al Blog y de cuando visité Bremen

Llevo un mes o más bastante "ausente"  en muchos sentidos, no solo en el blog. ¡Hoy actualizo con varios motivos!, muy importantes; varias personas ya me han dicho a su modo "Was ist mit dem Blog los?" y lo cierto es que pasar... no pasa nada, solo he dedicado tiempo a pensar mucho en qué tengo, qué no tengo, qué necesito, qué no necesito y sobre todo quién soy y quién quiero ser. 

Me gustaría aún así y por mi larga y silenciosa ausencia hacer una especie de "resumen" de todo este tiempo, primero por mi, segundo por las personas que siguen ahí, Moin! a ellas, y tercero para los que vendrán después. Un mes da para mucho, da para alegrarse mucho y para aburrirse mucho, también da para ponerse triste, sí, no anulemos lo que tan humanos nos hace. 
 
El tiempo desde la última actualización hasta hoy ha sido bastante poco estable, eso me dio un miedo terrible al principio, pero supongo que siempre aprendemos de lo que más miedo nos da. Mucho trabajo intenso por momentos. también mucho silencio y luego de nuevo mucho ruido y trajín... pero siempre llega la noche. 

Muchos días he querido volver a mi cuarto , con mi mundo, cuando estás solo echas de menos a muchas personas y sobre todo a tu familia... menos mal que existe Skype y otras herramientas, no es lo mismo que el "cara a cara" pero sí calma bastante. Pero no todo es tan triste, por llamarlo de alguna manera, yo no lo veo así. Aquí hay mucho que hacer, la gente es muy agradable, te ayudan en lo que necesites y siempre, siempre, siempre te están saludando ¡Moin por aquí y Moin por allá!

Los paisajes... ¿qué decir? Ojalá me levantase todos los días con las mismas vistas que aquí tengo o que puedo alcanzar solo con la bici... tanto tiempo da para conocer muchos rincones, incluso algún que otro animal salvaje. Sí, me topé con un ciervo a las 8 de la noche, en mitad de un pequeño bosque... cosas de Alemania.


Hasta ahora lo más emocionante fueron los viajes en barco a Langeoog y poder cumplir la rutina, entender a las gentes y guiarme en el supermercado, ah y lidiar con la maquina de "Pfan" que por cierto, debería volver a llevar tooodas las botellas, sí... ya sé que hacer hoy. Pero ayer... ayer realicé mi primera aventura, quizás tardé bastante... pero así soy yo, lento.


A 2 horas de Bremen y sin conocerla... es un delito y sobre todo para mi. No me las doy de músico, ni mucho menos pero sí me gusta la música, necesitaba visitarla. Dios mío... ¿Sabéis esas historias de ciudades de cuento? ¿Lugares plagados de historias y perfectos para perderse? Eso es Bremen... la ciudad de la cenicienta, la típica ciudad de las historias que se representan en los libros infantiles. Si tuviera la suerte de poder vivir allí... Es todo accesible y todo está comunicado, todo está limpio, todo está en orden, toda piedra puesta allí tiene historia y de nuevo, todo es verde ¿cómo no?. Bremen es una ciudad para capturar con los sentidos, sin duda.


En el Markplatz ya puedes toparte con Roland (Rolando o Roldán para los amigos españoles) declarado patrimonio de la humanidad. ¿Quién es? sinceramente no tengo ni idea, solo sé que mientras esté erguida Bremen permanecerá libre y de hecho, dicen, que en ayuntamiento existe otra estatua igual por si acaso esta se cae. Muy alemán todo. 



En el mismo Markplatz encontramos el ayuntamiento de Bremen, también declarado por la Unesco patrimonio de la humanidad. Justo desde allí puedes acercarte a la estatua de los músicos de Bremen y está TODO accesible. 


Caminando un poco puedes meterte por Böttcherstraße, una calle preciosa donde la entrada ya es fantástica, una especie de ángel bañado en oro te da el paso. Caminando por esa calle se encuentra el carrillón de 30 campanas que relata una historia con ellas.

Indagando un poco más descubro el barrio Schnoor, un barrio muy bonito lleno de bares, tiendecitas de artesanía y callejuelas muy pequeñas, más o menos de 50 cm de ancho... muuuy pequeñas, sin duda es un barrio para perderse en él. Allí también se encuentra la tienda de navidad que está abierta todo el año, ni el Weihnachtsmann descansa los domingos.


Tras visitar Schnoor y como en Bremen está todo comunicado, aparecí en el paseo maritimo y dios... el paraíso de los Biergartens y de los amantes de Paulaner, osea YO. Tras conocer gran parte de Bremen tenía que volver al tren pero no sin parar de nuevo frente al molino y tumbarme un buen rato... Sí... Bremen es una ciudad para no despedirse de ella.

viernes, 25 de julio de 2014

Retorno cambiante

Es cierto, llevo muchísimo tiempo sin publicar. He optado por observar más, por silenciarme a mi mismo más, por pasear y recibir el aire del entorno, las voces, los colores... He pasado a analizar más aspectos centrados en mis ideales. Por suerte o por desgracia esto quiere decir que estoy siendo un espectador activo de una educación externa a mi control y que me controla; Yo soy parte de ella. Los hermosos paisajes son los perfectos marcos que me contienen. El eterno silencio es la voz que me susurra.

Por otra parte, mi crecimiento es más como individuo... Descubrí que hace falta irse lejos, bien lejos, fuera de todo lo que normalmente te rodea y pasas por alto para darte cuenta que realmente es más útil e importante de lo que en tus narices significa. Hace falta "huir" bien lejos y que te mantengan alerta, y te trastoquen los planes, y se difuminen todas las historias de tu mente para darte cuenta de lo que siempre permanece y lo que nunca estuvo ahí, para darte cuenta de la paz que tu día a día genera y cómo ella sola se encauza.

La vida es más que levantarse todas las mañanas y llegar vivo a la cama para repetir el día siguiente, la vida es un progreso, un ir y venir... La vida es triste si la vives sin compañía. Es duro compartir con uno mismo los descubrimientos del día a día, es duro compartir en la distancia... Fiel defensor del cara a cara... de la piel con piel. Es duro estar solo para experimentar en soledad.

lunes, 30 de junio de 2014

Heute Frei und morgen auch

Van pasando los días y voy buscando esos ratitos de soledad... Respecto a los horarios es difícil acostumbrarse y más cuando estás solo en la casa y tú debes llevar tu propio ritmo. Hoy tengo el día libre y entiendo que si es libre no debo hacer nada más que mi comida, ordenar un poco la casa y relajarme, quizás hoy sea buen día de dar una vuelta por aquí cerca... Ahora que lo pienso, debería ir a comprar lechuga.

Ayer me hice algunos intentos de "planificación" tanto de qué comer y cuándo hacer deporte, veremos si puedo seguir mi propio programa, la pega más grande son mis horarios de trabajo. Aquí son muy susceptibles de cambio, pero bueno, nadie dijo que fuera fácil, me hace falta esto para darme cuenta que perder algunas veces el control no mata a nadie.

Hoy será así. Un día que dedicaré para crecer un poco más. 


martes, 24 de junio de 2014

El barco. Küstenschiff

Las cosas se van poniendo cada vez más interesantes. En una semana me han pasado más cosas aquí que en 25 años allí... parecerá extraño que diga esto pero, ¿Hay algún día libre para comprender todo esto?

Hoy tocaba viaje a Spiekeroog con el colegio del niño de 9 años. Por si no sabéis dónde está Spiekeroog os pongo en situación con esta foto:



Es tipo Tabarca la verdad, pero con un rollo más pescador y más underground. Allí fuimos en un barco pesquero bastante chulo aunque hacía bastante frío. Menos mal que nos hizo un día bastante bueno y pudimos disfrutarlo bien. Allí el pescador nos enseñó cómo pescaban, qué pescaban y seguro que explicó más cosas, pero como no entendía nada, solo disfrutaba las vistas y ponía la oreja.

El barco con el que fuimos era igual pero en azul
El viaje duró como 1 hora y pico, estuvo entretenido, mucha gente me hablaba y yo intentaba responder pero a veces era muy complicado (cuando digo muy, es muy muy muy). Tras aterrizar en Spiekeroog fuimos a los aseos y a mirar el Inselplan. Allí ponía donde estaba la playa, nuestro siguiente objetivo.

Andamos durante 15 minutos (sin probar bocado ¬¬" estos tíos no paran a comer... solo toman café, agua con gas y Apfelsaftschorle (zumo de manzana con un poco de agua y... evidente, con gas). ¡¡Por fin!! el mar. Ahora nos sentaremos y comeremos como es debido (qué iluso).

Yo aquí no me baño... 16 grados, aunque el agua está más caliente
Bien, tras un buen rato en la playa y mientras los niños jugaban a llenarse de arena, con ropa y eso, meterse en el agua y tras tiempo suficiente para que mi cara se fría como carne que es, mis orejas ardan a la par y me queme vivo, nos dirigimos al "centro" si se le puede llamar así. ¿¿AQUÍ NADIE PARA A COMER DE VERDAD?? ¿Que si quiero un Waffle? ¿Qué si quiero café? La verdad es que quiero una ensalada con olivitas, atún y esas cosas... ah y un arrocito a banda bien rico... no un sandwich de jamón y aceite de oliva, que por cierto el aceite me lo traje de España (bien hecho).

Bueno tras horas de sol, juego y diversión, mi cerebro se estaba saturando bastante... nos dieron las 2, las 3, las 4... ¿Cuándo viene el barco? Hasta las 5 y pico no nos marchamos.

Me moría de ganas de regresar a casa (en bici) , acercarme al Netto y comprar ¡COMIDA!. Al final y por cansancio mental, acabé por comprarme unas hamburguesas, cosa nada fácil. Aquí eso no está en la sección de carnes, qué va... aquí eso y tras preguntar a una dependienta, que por cierto , de dije Hamburguer y no me entendió, y yo que creía que era una palabra conocida mundialmente... Las encontré en los congelados. Pero bien, sabían bastante bien y parecidas al McDonals, bueno, será eso o el mono que tengo de McDonals. :O

En fin... creo debo acostumbrarme rápido a la gastronomía de aquí aunque el miércoles lo primero que haré será ir a comprar un pollo, verduras y hacerme una sopa, a ver si encuentro los fideos :/ , quizás aquí no existen. 



Los días pasan, ni rápidos ni lentos solo pasan

Los días se suceden uno tras otro, la verdad hoy hará una semana y un día que pisé suelo alemán y me está costando acostumbrarme a los ritmos de vida. Aquí o se come durante todo el día o no se come nunca... comidas calientes solo una y con suerte. Hay bastantes cosas, para mi, extrañas... supongo que mi padre estaría feliz aquí, solo comen queso, embutido y pan. ¿Dónde está esa sopa de mama que te devolvía la vida? Pues tendré que hacerla yo mismo para poder sobrevivir, aunque de sobra sé que no saldrá ni parecida. 

La verdad es que me han asignado diferentes tareas estos días, sobre todo la tarea de observador y vigilante.

He ido a rincones extraños del norte, acompañado siempre por mi pequeño y temporal "pupilo", por llamarlo de alguna forma. He visto aparatos extraños y parques de juego por los que hay que pagar para entrar en ellos, todos junto al mar.

Sí, por subir a eso hay que pagar
Ahí dentro también hay algo peculiar... y donde nuestros niños y niñas pierden el tiempo en un animal motorizado que realiza movimientos de vaivén siempre de la misma forma, los niños alemanes aprenden a manejar maquinaria pesada de construcción y según lo observado, debe molar bastante más.

Señores, nos llevan años de ventaja

Caminamos largo y tendido, entramos a un lugar cubierto lleno de arena con un montón de juguetes más y cuando nos entró hambre (12:50 más o menos) nos fuimos a comer. Entramos en el restaurante (self service). Al terminar de coger algo de ensalada para mi y mi acompañante nos dirigimos a la zona donde sirven los platos y bien, pido un plato de espaguetis para mi con salsa boloñesa y otro de espaguetis solo con tomate para mi compañero y... adivinen... y no será por pronunciar mal la frase "Nur mit tomate" (solo con tomate) que me miraron con una cara como si realmente les hubiera dicho de hijoputa p'arriba. El tomate frito aquí no existe... existen millones de variantes; con albahaca, con pepinillos, con picante, con paprica, con lo que se te antoje, ¿pero solo? no lo busques, por ahora no lo he encontrado... Me ofrecían ketchup. ¿Alguien en su sano juicio se ha comido unos espaguetis con ketchup?

El día terminó y nos dirigimos a casa, delante de nosotros quedaban 4 kilometros que teníamos que recorrer en bici y parece poco, pero con un niño de 4 años al final se hace un poco largo.

Una de tantas paradas "Hermann!! eine pause machen"
De nuevo, como tantas otras veces, el día terminó y ya pude ir a mi refugio a comer un poco, reponer fuerzas y esperar el día siguiente.